Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Cómo elegir tu ventilador de techo

Cómo elegir tu ventilador de techo

» Ver infografía "Cómo elegir tu ventilador de techo"

 

Elegir un ventilador de techo no es complicado si tienes claros unos conceptos muy sencillos. En todo caso, recuerda que siempre puedes utilizar nuestro Asistente de Compra, que te va a guiar paso a paso.

 

Asistente de compra

 

1. El diámetro del ventildor

 

Desde el punto de vista funcional, el factor más importante que debes tener en cuenta a la hora de elegir un ventilador de techo es, sin lugar a dudas, su tamaño.

 

A mayor diámetro, es decir, mayor longitud de aspas, mayor volumen de aire será capaz de desplazar el ventilador de techo.

 

Es importante que optes por un modelo con suficiente capacidad de ventilación. Nuestro consejo es que elijas siempre el ventilador de mayor tamaño posible. El motivo: es más silencioso y consume menos un ventilador grande girando despacio que uno pequeño girando rápido. Eso sí, asegúrate que guarda cierta proporcionalidad estética con el tamaño de la habitación.

 

En general, la relación entre el área a climatizar y el diámetro mínimo del ventilador de techo es la siguiente:

 

● Hasta 13 m²: ventilador de diámetro menor que 107 cm

 

● Entre 13² y 18 m²: ventilador de diámetro entre 107 cm y 132 cm

 

● Mayor que 18 m²: ventilador de diámetro mayor que 132 cm 

 

Un ventilador de techo de diámetro 132 cm es adecuado para habitaciones de hasta 27 m², aunque según las condiciones, ésta puede ser de hasta 36 m². Para espacios mayores, lo recomendable es instalar más de un ventilador, espaciados 3 o 4 m entre sus centros.

 

FInalmente, en el caso de que el techo de la habitación sea inclinado, asegúrate de que el ventilador acepta este tipo de montaje y de que las aspas del ventilador no tocan el techo. En caso de no tener suficiente espacio entre las aspas del ventilador y el techo, puedes elegir un ventialdor más pequeño o -según el modelo- acoplar una tija más larga que se vende por separado.

 

2. Con o sin luz

 

El segundo factor a considerar es si el ventilador debe o no disponer de luz.

 

En muchas ocasiones, el ventilador sustityue a una lámpara de techo. En este caso, y a menos que dispongas de una fuente de luz alternativa, lo más recomendable es elegir un ventilador de techo con luz. Sin embargo, ten en cuenta que la función principal de un ventilador de techo es climatizar y no iluminar, y por lo tanto el nivel de luz que proporcionará será, en general, discreto, aunque como es lógico, cuantas más bombillas más iluminará. 

 

3. ¿Mando a distancia, cadena o regulador?

 

Uno de los puntos que genera más confusión entre nuestros clientes es el control de un ventilador de techo. Hay tres tipos de accionamiento posibles:Regulador de pared de un ventilador de techo

 

● Cadena: una para la luz y otra para las distintas velocidades del ventilador.

 

● Mando a distancia: también permite controlar la luz y el ventilador de forma independiente. La gran mayoría de los modelos de nuestra tienda que no incluyen el mando a distancia, pueden aceptar un mando a distancia opcional. Puedes adquirir el kit completo de receptor y mando a distancia en nuestra sección de mandos a distancia para ventiladores de techo.

 

 Regulador de pared: normalmente dispone de un interruptor de luz y un selector de velocidades. Tiene la ventaja que el control del ventilador siempre se hará desde un mismo punto, factor que puede ser importante desde el punto de vista de la seguridad. Un mando a distancia, por otra parte, no siempre puede estar localizable.

 

Cuando el ventilador sustituye a una lámpara de techo, surge la duda de si podrá ser encendido y apagado con el interruptor de pared que hasta el momento controlaba la luz. La respuesta es que sí, siempre y cuando el ventilador se accione mediante cadena o mando a distancia con memoria. Todos los mandos a distancia que ofrecemos en nuestra tienda disponen de memoria.

 

La conexión de un ventilador de techo con luz siempre dispone dos entradas independientes, una para el ventilador y otra para la luz. En el caso más habitual que sólo dispongamos de un interruptor de pared, puentearemos estas dos entradas y utilizaremos la conexión de la lámpara para alimentar tanto el ventilador como la luz. Entonces, para poder activar el ventilador y la luz por separado, haremos uso de la cadena o del mando a distancia.

 

Por ejemplo, si dejamos el ventilador encendido y la luz del ventilador apagada -mediante la cadena o mando a distancia- el interruptor de la pared encenderá y apagará sólo el ventilador, es decir, el ventilador se comportará como un ventilador sin luz. Si dejamos la luz encendida y el ventilador apagado, el interruptor accionará sólo la luz y el ventilador se comportará como una lámpara. Evidentemente, si dejamos el interruptor de la luz encendido, entonces podemos controlar tanto el ventilador como la luz con la cadena o el mando a distancia. 

 

4. Que sea silencioso, por favor!

 

"Quiero un ventilador silencioso". Esta es la prioridad de muchos de nuestros clientes. Y es lógico que antes de comprar un ventilador de techo, uno de los aspectos que más preocupan sea si será suficientemente silencioso, especialmente si va a instalarse en un dormitorio.

 


Un ventilador de techo de calidad es silencioso¿Hace ruido un ventilador de techo? En general, no. Hay tres factores que pueden afectar el ruido que produce un ventilador de techo:

 

La velocidad de rotación: A mayor velocidad, más ruido. No tanto por el motor, sino sobretotodo por el pequeño seseo de las palas al cortar el aire. De ahí nuestra recomendación anterior: mejor un ventilador grande girando despacio que uno pequeño girando rápido.

 

● El tipo de motor: Los motores de corriente contínua (DC), que poco a poco se van popularizando, son más silenciosos y consumen mucho menos -hasta un 60%!- que los convencionales de corriente alterna (AC).

 

● El fabricante: Muy importante, especialmente en lo que se refiere al motor. Los legendarios ventiladores de techo Hunter, por ejemplo, son extremadamente silenciosos y fiables. Aun siendo AC, están fabricados con un estándar de calidad altísimo: el bobinado de cobre del motor, sus cojinetes y su carcasa marcan la diferencia respecto modelos más económicos.

 

De todas formas, insistimos: cualquier ventilador de una marca reconocida (Faro, Hunter, Fanimation, Westinghouse, etc.) es silencioso y apropiado para la mayoría de situaciones.  

 

5. Material de las aspas

 

Los materiales con que se fabrican las aspas de la mayoría de los ventiladores de techo son madera, acero y plástico. 

 

La madera es un material cálido y fácil de combinar con el mobiliario de la habitación. Sin embargo, puede deformarse con el calor y la humedad, con lo que no es aconsejable elegir este material para espacios exteriores o bien la cocina o el baño. Normalmente la madera es de tipo chapa laminada, por su ligereza y bajo coste. De los tres, éste es el material más frágil.

 

El plástico es un material duradero y fácil de mantener, y suele utilizarse en ventiladores de diseño moderno. En condiciones de alta temperatura puede deformarse.

 

Finalmente, las aspas de metal son muy resistentes, duraderas y fáciles de limpiar. Sin embargo, es el material más peligroso en caso de contacto con el ventilador en marcha, por lo que mejor evitar ventiladores con aspas de este tipo en habitaciones de niños. Es ideal, por ejemplo, en una cocina.

 

6. Velocidad de giro

 

La velocidad de giro puede ser un parámetro importante, dependiento de dónde va a instalarse y para qué va a usarse el ventilador.

 

En un dormitorio, por ejemplo, nos interesa un ventilador que cree una ligera brisa que no sea molesta por la noche. Por lo tanto, optaremos por un modelo con una velocidad mínima de giro baja, de unas 70 a 90 rpm. Por ejemplo, el modelo Bristol. Sin embargo, la mejor opción es un ventilador con motor DC, ya que su velocidad mínima es de tan sólo 50 rpm. Una buena opción es el Pemba o el Nias.

 

En el caso que el ventilador se instale en una cocina o espacio con humos u olores, lo aconsejable es un ventilador con una velocidad de giro máxima alta, del orden de las 200 rpm. Además, tal y como hemos visto en el punto anterior, lo ideal es que las aspas sean metálicas, para mayor durabilidad y fácil mantenimiento. Ejemplos de ventiladores de esta categoría son toda la serie "industrial", es decir, el Indus, el Mini Indus, el Eco Indus o el Hunter Industrial. Nuestro consejo es que no instales un ventilador con altas revoluciones en un dormitorio, ya que tanto el ruido como el aire serán excesivos.

Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad. Más información