Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Ventiladores Hunter

John Hunter y James C. Hunter

En 1886 John Hunter y su hijo James C. Hunter, inmigrantes irlandeses, inventaron en Nueva York el primer ventilador de techo propulsado por agua. Pocos años después, Hunter Fan Company ya había adquirido una reputación de fabricante de calidad -todavía hoy siguen en uso algunos de sus primeros ventiladores-, y sus ventiladores de techo se exportaban a la India, China, Oriente y Africa.

 

...Así empieza la historia de esta legendaria marca con más de un siglo de historia, convertida hoy en el mayor y más antiguo fabricante de ventiladores de techo del mundo.

 

Calidad sin concesiones

 

Ventiladores Hunter, una marca legendariaEl prestigio de los ventiladores de techo Hunter -con sede en Memphis (Tennessee) desde 1946- se debe, principalmente, a  su proceso de fabricación. Mientras sus competidores ensamblan los distintos componentes en rápidas líneas de producción que dejan escapar defectos y errores, en Hunter Fan Company el montaje lo llevan a cabo meticulosamente grupos de trabajadores expertos, responsables de todo el proceso de ensamblaje, de principio a fin. De hecho, cada grupo “firma” el ventilador que ha montado, y si más tarde aparece algún fallo en la calidad, el ventilador se devuelve al grupo que ha firmado su montaje. La competencia entre los grupos y el orgullo que ponen en todo el proceso contribuye a la legendaria calidad de Hunter.

 

 

Ventilador de techo Hunter

Cada ventilador se somete a rigurosas pruebas -mediante un test de más de 500 puntos-, y se comprueban cuidadosamente su potencia, operación silenciosa y calidad en una habitación insonorizada. Todo esto implica horas extra de fabricación y control de calidad que no asumen otras marcas.

 

 

El motor, una pieza clave

 

Motor de ventilador de techo HunterCuando un ventilador se avería o no funciona correctamente (no desplaza suficiente aire, hace ruido, se balancea o no es eficiente) lo primero que debe comprobarse es el motor. El motor es, por lo tanto, un componente fundamental en un ventilador de techo. Y es precisamente aquí donde muchos fabricantes intentan ahorrar costes, utilizando motores de aspirador o lavavajillas adaptados, con aislantes de ruido y cojinetes baratos.

 

Hunter utiliza motores grandes, potentes y de calidad, diseñados específicamente para cada modelo de ventilador. Por eso es de los pocos fabricantes que ofrece una garantía de por vida para sus motores.

 

Todos los componentes del motor -bobina, cojinetes, interruptor, etc.- son de altísima calidad. La carcasa del motor está fabricada con hierro fundido, para facilitar la disipación del calor -gran enemigo de los motores-. El peso de este material también reduce el riesgo del ventilador al balanceo.

 

Por otra parte, se utilizan motores de gran tamaño, que permiten ajustar las palas a un ángulo de 15 grados, maximizando así el aire desplazado y minimizando el ruido.

 

Finalmente, el sistema lubricante por inmersión protege las partes móviles del motor y prolonga su vida. Todos estos elementos de diseño contribuyen a que el resultado final sea un un ventilador de techo potente, silencioso y fiable.

 

 

» VER OFERTAS VENTILADORES HUNTER

Al usar este sitio acepta el uso de cookies propias y de terceros para análisis, contenido personalizado y publicidad. Más información